Capital Emocional: ¿Qué tantos pepinos me debe de importar la casa-la oficina-las relaciones?

Mtra. Andrea Quijas Aguilar
Blog72

Imagina lo siguiente: Te levantas y te das cuenta que se te pasó la arma; no encuentras tus zapatos y te quemó la lengua el café. Llegas a tu oficina y tienes un nuevo altero de papeles que tienen un post it amarillo que dicen URGE PARA LAS 12. Abres tu correo y te das cuenta que te acaba de mandar traer la chica de Recursos Humanos. Suena el teléfono y es tu pareja; te habla para recriminarte que no has comprado croquetas para perro. Son las 10am. ¿Cómo te sientes?

Si en lugar de responderme se te regaron las lágrimas, no te preocupes (abracito *pat pat*) no eres el único. La vida esa llena de 30 mil cosas que suceden de manera simultánea, algunas tienes el poder de cambiar (previamente para evitar problemas, en el momento para resolver, en el futuro al prospectar posibles incidentes) pero cuando se te junta la ropa de lavar con la de planchar; lo único que te puede sacar adelante es tu Capital Emocional.

¿Qué es el Capital Emocional? Lo podemos definir como el total de recursos psíquicos, mentales y emocionales obtenidos de inversiones en Inteligencia Emocional destinados al balance y bienestar del individuo.

Woooooooooooooo y ¿Cómo se ve en la vida real? Pues es el resultado de la aplicación de todas las herramientas de Inteligencia Emocional, si invertiste en Autoregulación, te va ayudar a tener mas tolerancia a la frustración, si invertiste en Autogestión, te va ayudar en organizar y administrar tu vida, si invertiste en Habilidades Sociales, te va a ayudar a pedir ayuda asertivamente y si invertiste en Autoconocimiento, te va ayudar a evaluar tus competencias y no victimizarte… Estos son algunos ejemplos de utilidades de inversión emocional que nos da el Capital Emocional.

Si tengo más dinero, más cosas puedo comprar (a grandes rasgos) pues igual con el Capital Emocional, entre más tengo, más y mejor puedo resolver las situaciones que suceden en el día a día. Si tengo números rojos es altamente probable que tenga mecha corta, que me bloquee, que no sepa que hacer, que todo lo que me sucede es personal porque bien sé que me tienen envidia. Así como tenemos que ser listos en la forma en que gastamos nuestro dinero, también tenemos que poner suma atención en la forma en que designamos nuestro Capital Emocional.

En la casa; ¿Es altamente relevante derrochar capital emocional porque me quemé la lengua, por la alarma, porque no pongo las cosas en su lugar???? Yo creo que no. Ahora escúchenme bien, no estoy diciendo que no tenga importancia, si la tiene porque claramente cambia tu día; solamente que no creo que debas de atribuirle una emoción a esto: me quemé la lengua que idiota como lo sobre caliento… me quemé la lengua, me lleva, ok aguita, hielo, fin. Dejemos de ponerle patitas y manitas a aquellas circunstancias que son mundanas y solamente enfócate a resolver. Tip de Inversión: Vive en un lugar confortable, que te ayude a relajarte, que te haga sentir cómodo, que te invite a sentirte feliz.

En el trabajo; No vale la pena que dejes reguero de bilis en cada junta a la que vas, que tiembles todo el camino hacia la oficina de la chica de Recursos Humanos, enfócate en hacer lo que tienes que hacer, con la calidad que requiere. Si hay x, y o z cosas que te lo impiden, resuelve la situación: es que la secre Lolita me odia y me esconde la documentación y es una infeliz y lo hace apropósito… ¿Qué puedo hacer para arreglar esta relación? Mucha gente dice, no te pago por hacer amigos; tienen razón, no te digo que seas la besty de Lolita, pero… Sí te pagan por ser efectivo y cuidar tus relaciones laborales es un gran punto importante. Tip de Inversión: Utiliza tu capital emocional para motivar, incentivar, renovar, crear, innovar dentro de tus propios procesos o en tu equipo.

En las relaciones; Se que todas las relaciones tienen dinámicas diferentes, no tenemos los mismos roles y muchas veces hasta nuestra personalidad difiere ligeramente en relación a los contextos desde amigos, familia, pareja, empleados y empleadores. Hay muchas cosas que no decimos, por política, jerarquía, respeto, miedo, etc. Si eso no fuera suficiente, hay muchas cosas que no escuchamos, por necedad, por miedo, por ego, porque lo que tú dices no es importante porque no me estas escuchando a mi! etc. Hace una semanas vi una entrevista con Salma Hayek que decía que ella atribuía el éxito de su matrimonio a algo muy sencillo: cuando hay problemas no perdemos tiempo recriminando de donde viene el problema o quien tuvo la culpa, nos enfocamos en resolverlo. “Pero Andrea es que yo si se, el otro no sabe” OOOOk aquí tienes de 4: o le enseñas, o te adaptas, o se adaptan, o se dejan. Tip de Inversión: Si hay algo que no te hace sentir cómodo, ve la situación desde el punto de vista del otro y luego comunica efectivamente lo que sucede, cuida de ti y del otro, pon límites.

En resumen si tienes alguna duda, siempre has un recuento de las entradas y las salidas, valora cuales son las cosas que valen la pena como los momentos, memorias y el bienestar; contrástalos contra el desgaste diario y decide ¿Qué tantos pepinos las cosas en realidad importan?

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page: https://www.facebook.com/WellbeingCounselingmx/ o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en www.well-being.com.mx

4 comentarios en “Capital Emocional: ¿Qué tantos pepinos me debe de importar la casa-la oficina-las relaciones?

  1. Pingback: Salario Emocional: Aportaciones patronales al Capital Emocional de sus Empleados

  2. Pingback: Journaling para la Introspección

  3. Pingback: Cómo Adultear 04: El Aislamiento Social

  4. Pingback: Viviendo con Asperger en una relación de pareja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s