Garabateando para Trabajar el Perfeccionismo Destructivo

Mtra. Andrea Quijas Aguilar

Blog148

Una cualidad muy atractiva y demandante entre profesionistas y estudiantes es alcanzar la perfección. Por una parte, podríamos pensar que es un rasgo positivo que deberíamos de cultivar, ya que si todos trabajáramos en dar lo mejor de nosotros mismos; en el trabajo, la escuela, la casa y en nuestras relaciones interpersonales nos llevaría a construir una sociedad más feliz, más perfecta. Sin embargo, debido a que nuestra naturaleza es imperfecta; este ideal puede llevarnos a experimentar varios desconciertos.

1. La idea de perfección no es la misma para todos: habrá gente que se enfoque en el deber ser, en seguir las reglas al pie de la letra, pero no todas las leyes son perfectas y hay muchas zonas grises que no son previstas por normas o reglas.

2. No siempre sabemos otorgarle la importancia que merece a cada situación: nuestra existencia no tiene un solo ámbito, no vivo para trabajar, ni para estudiar, ni para criar hijos o solo para relacionarme con los demás. Debo de poder encontrar un equilibro entre los diferentes aspectos de mi vida y tratar de ser la mejor versión de mí en bienestar.

3. La perfección puede generar parálisis por análisis: esto es debido a que no puedo ser perfecto una sola vez y ya, la perfección requiere de constancia y dedicación, tengo que siempre ser perfecto y para evitar la imperfección no actúo; así que me dedico a analizar, estudiar, teorizar, las mejores alternativas para resolver perfectamente y en eso se nos pasa el tiempo.

Un excelente antídoto para la perfección es garabatear. Los doodles o garabatos son una serie de trazos que no tienen un objetivo fijo, pueden ser bocetos que nos ayuden a construir un dibujo o simplemente pueden ayudarnos a liberar la mente. En la fan page de WellBeing hay una carpeta llamada NeuroDibujos llena de imágenes con garabatos sugeridos para liberar emociones; desde enojo, indignación hasta cansancio y aburrimiento.

La cultura de los garabatos esta entrelazada con el tener cuadernos de dibujo llamados sketchbooks. Muchos artistas que experimentan bloqueos creativos se dan cuenta de que básicamente la necesidad de crear la obra de arte perfecta cada vez que se sientan a crear es sobrecogedora y una responsabilidad que es impide seguir adelante. Cuando se introduce la propuesta de hacer garabatos o doodles para entrenar la mano, sin ninguna presión de hacer la próxima Mona Lisa, es cuando se van relajando y permiten a la creatividad fluir sin presión.

Aprender a disfrutar el proceso de garabatear, de aprender de los errores, de liberarnos del juicio de la perfección nos ayuda a relajarnos, a ser más flexibles, resilientes y creativos para resolver la vida diaria en equilibrio y bienestar.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en http://www.well-being.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s