Cómo Adultear05: Fiestas donde no llegan los invitados Pt1

Mtra. Andrea Quijas Aguilar

*Para acceder a los otros artículos de cómo adultear has click aqui: 01, 02, 03, 04

Blog156

Esta es una situación que siempre ha pasado y medio puede ser el terror de cualquier festejado; organizas una fiesta de cumpleaños, invitas a todos tus amigos, decoras el lugar del evento, te bañas, te poner guap@ y … cri cri … nadie llega o solo llegan 2 compadres… resultado decepción total, escarnio público, te vuelves el meme más lagrima de la semana, lloras y vas al terapeuta, ahora odias a todos o en su defecto no dices nada solo lloras en el baño y finges que todo sigue igual. Imagínate que esto te pasa de chiquito, en tus 15 años, en la prepa, con los Godínez de tu trabajo, que esto le pasa a tu hijo (☉_☉) pero te ha pasado siendo el invitado que no llega?

El objetivo de este artículo es que todos utilicemos nuestros pantalones de niños grandes y apliquemos la inteligencia social para evitar estas embarazosas y penosas situaciones, ya sea previendo la situación o trabajando en nuestra resiliencia para poder salir victoriosos para seguir disfrutando de nuestros cumpleaños. En esta parte 1 hablaremos del objetivo de una celebración, los invitados y las obligaciones de ambas partes. Si no te gusta festejar antes de seguir leyendo ve al articulo de Celebremos para Promover Nuestro Bienestar.

Primero que nada el chiste de hacer una fiesta de cumpleaños tendría que ser el compartirte con la gente que te quiere y agradecer que han estado en tu vida un año más, estaría padre que ellos quieran estar el siguiente año contigo y que disfruten de tu éxito y de tu felicidad. Este es un objetivo saludable, porque la responsabilidad de festejar es tuya y tu quieres compartirte, si pones expectativas de “es mi cumpleaños y hago lo que quiero y ustedes me deben dar regalos y ser mis vasallos” pues no estoy segura de que te la pases muy bien puesto que tus invitados pueden no sentirse muy contentos.

Ahora esto aplica para otras celebraciones; en mi boda quiero compartir el amor; en una fiesta para bautizar mi casa quiero compartir mi nuevo espacio. Toda fiesta debe de salir de la generosidad, y NADIE esta obligado a tomar esa generosidad y agradecerte, aplaudirte o ir a recibir esa generosidad; porque entonces no es generosidad es control y un alto sentido de la prerrogativa donde “deberían de agradecer” y ño. Pero Andrea es una regla social, ok es una regla social que cuando te invitan tu aceptes o declines la invitación, porque de nuevo, NO ES OBLIGATORIO.

Aquí llegamos a otro punto yo como invitad@, si me estoy comprometiendo a asistir a tu evento, tengo que entender que el que invita ha gastado recursos de tiempo, materiales, financieros en su evento y quiere compartirlos conmigo; la mejor forma de agradecerle es siendo puntal y presentándome a la fiesta (si, es protocolo llevar regalo pero luego hablamos de eso) Si dije que si asistía y una emergencia sucede, debo de contactar al anfitrión para disculparme en el momento y resarcir el daño según el protocolo (si, hay un orden social que se llama protocolo que pocos sabemos, pero eso es otro artículo)

Si no quiero que alguien gaste sus recursos en mi porque me compromete, porque no tengo ese nivel de confianza, porque la relación que establezco no amerita asistir al evento, lo apropiado es decir: No puedo asistir, muchas gracias por tu invitación. Y la otra persona como te respeta en tu dignidad de ser humano, debería de aceptar esta respuesta sin presionarte o chantajearte. Ven desde dónde nuestras interacciones sociales al ser tan permisivas nos llevan a estos momentos de incomodidad?

Me da la impresión de que como pasamos 364 días al año fingiendo que nuestras necesidades no son tan importantes, nos destrampamos en esos momentos de celebración y creemos que automáticamente todo el mundo nos tiene que rendir pleitesía porque en ese día el mundo va a girar solo alrededor de nosotros, nos sentimos con la tarjeta libre de hacer exigencias locas, de no cuidar el límite de alcohol, comida o party loca. Digo en particular que fingimos que nuestras necesidades no son tan importantes, porque no es cierto; tenemos tendencias egoístas todo el tiempo 24/7, tomamos las cosas personales, nos ofendemos por que no se hacen las cosas como queremos en el momento que las queremos, controlamos, hacemos berrinche y ¿Aun así esperamos que las personas que viven esto día a día tengan ganas de celebrar con nosotros?

Si vivimos vidas equilibradas invirtiendo en nuestras relaciones porque valoramos a los demás desde su particular y maravillosa forma de ser, festejamos y agradecemos diariamente nos convertiremos en personas que automáticamente estén rodeadas de amor, gratitud, compañerismo, complicidad y que mejor compañía para festejar que esta. En la 2da Parte hablaremos un poco del rol de los padres, del impacto de la comunidad y la resiliencia de los niños.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en www.well-being.com.mx

 

 

3 comentarios en “Cómo Adultear05: Fiestas donde no llegan los invitados Pt1

  1. Pingback: Cómo Adultear05: Fiestas donde no llegan los invitados Pt2 – Blog WellBeing

  2. Pingback: Cómo Adultear06: El #selfcare o #autocuidado bien aplicado – Blog WellBeing

  3. Pingback: Cómo Adultear07: Trabajando en Cuarentena – Blog WellBeing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s