La Necesidad Social de la Comparación

Mtra. Andrea Quijas Aguilar

Blog159

En nuestro set de artículos sobre la Cultura Anti-Evaluación 1, 2 y 3 expusimos que sería interesante ver a las evaluaciones como potenciales elementos que me ayudan a obtener una competencia. En la escuela las evaluaciones tienen que ayudarnos a demostrar que sabemos lo que dice el syllabus; en el trabajo las evaluaciones tienen que estar alineadas a los comportamientos y objetivos que sumen a cumplir la planeación estratégica, finalmente en las relaciones las evaluaciones podrían estar enfocadas al nivel de satisfacción y objetivos cumplidos para saber que nuevos retos podemos proponernos. Este sistema revolucionario nos lleva a considerar este biproducto de la evaluación que se llama la comparación.

Resulta que los seres humanos (quienes somos criaturas sociales) tenemos la innata y mini imperiosa necesidad de evaluarnos, cosa que normalmente hacemos mediante la comparación. Es común que, de manera individual, día a día; tu, yo, la señora de la tiendita, tu Miss de inglés de 4to, el profe de la carrera y todos estemos generando juicios sobre nuestra persona, estos juicios son resultado del análisis de la interacción que tenemos los unos con los otros, mas lo que consumimos en los medios. Mucho del proceso de Aprendizaje tiene que ver con la comparación, imitación y luego apropiación de aquello que deseo saber, hacer mejor, entender, etc. Si poseo una percepción personal equilibrada, es más probable que mis comparaciones sean mas certeras y tenga mejores posibilidades de aprender.

La comparación mal aspectada puede ser la entrada perfecta a la envidia, ¿porque tu si y yo no? ¿porque ellos sí y nosotros no? También es excelente para subsanar (o mejor dicho, subrayar) mis inseguridades al pavonearme alardeando de lo que yo si tengo y ustedes no, de como nosotros somos mejores que los demás. Estas comparaciones nos llevan a dividirnos, a enojarnos, a fomentar el odio, la agresión (implosiva o explosiva) que cuando los dejas marinar un rato; todos estos sentimientos negativos pueden hacerse rencores.

El problema con la comparación no es que exista, es que la mal interpretamos. La comparación positiva puede ser inspiracional, puede motivarnos a lograr grandes cosas, aprender y a buscar la mejor versión de nosotros mismos. Pero, ¿cómo sabemos si utilizamos la comparación de manera apropiada que sume a nuestro bienestar?

1.- Identifica que tienes tu una carencia y un deseo. Esto no es culpa de nadie, ni tampoco es gracias a nadie; responsabilízate por lo que deseas y entiende que simplemente no lo tienes por el momento. Nada tiene que ver, Dios, el Karma, el Mal de Ojo o tu Cruz.

2.- Evalúa la posibilidad de obtener aquello que deseas/careces. Esta evaluación no solo tiene que ver con si tu crees que puedes obtenerlo (lo que nos llevaría trazar un plan de acción) sino te invito a que evalúes si vale la pena obtener esto que te falta. Si tienes carencias e insatisfacción personal hoy, cualquier cosa que creas que “necesitas” no te va a ayudar a sentirte mejor de manera permanente.

3a.- Si tienes las competencias para lograr lo que deseas/careces genera estrategias y un plan de acción. Se flexible, compasivo y utiliza esta motivación como impulso para construir una mejor versión de ti.

3b.- Si no tienes las competencias para lograr lo que deseas/careces descubre que puedes aprender de tu deseo/carencia. Si quieres hacer un berrinche porque la vida es injusta, disfrútalo; y entiende que el berrinche solamente va a actuar en tu detrimento. Seria más interesante el entender porque deseas tal o cual y de donde nace tu inconformidad, habrá algo mejor que esto que “te hace falta” o en realidad tienes muchos más recursos para el paso 4.

4.- Ejercita el agradecimiento. Si careces, si comparas, si te frustras o te motivas y no agradeces, te estas perdiendo de una gran fuente de bienestar y satisfacción. Al agradecer honramos lo que tenemos, lo que hemos logrado, el esfuerzo que hay detrás de cada aprendizaje, y nos va a permitir disfrutar mas aquello que queramos lograr.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en www.well-being.com.mx

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s