Navegando en Mar de las Dinámicas Familiares

Mtra. Andrea Quijas Aguilar

Blog168

Bienvenid@s a bordo al inicio de un tema tan basto como el océano, las dinámicas familiares. Me gusta la metáfora del agua ya que, en diferentes culturas y ramas de conocimiento, las emociones son representadas por este elemento; me imagino que por la naturaleza cambiante y flexible del agua. El rango de emociones que experimentamos en la familia o gracias a esta, son tan variadas como los estados físicos del H2O; puede ser calma como un lago en el atardecer, estas familias que ofrecen un remanso de paz, hay otras familias que se asemejan a témpanos de hielo, que cortan y laceran o hacen que se nos pegue la lengua al tratar de lamerlas jajajaja, también estan aquellas familias que calman nuestra sed y nos nutren, de igual manera que hay familias que nos ahogan y nos hacen dar patadas y manotazos en la superficie.

Sin importar el tipo de familia o tus sentimientos hacia ella, la familia es el núcleo social, del cual toda la estructura de vida esta diseñada a su alrededor. Básicamente la definición de una familia es uno o más adultos que se dedican a procurar la autonomía de los infantes, es la forma más sencilla de explicar cuál es el objetivo de la familia sin colgarle emociones, sentimientos, reproches, etc. Porque es justo ahí, cuando todo se nos complica.

Si regresamos a la definición de familia yo quiero poner el dedo en la llaga y subrayar que nunca dice: que un papá y una mamá… NO dice uno o más adultos, lo que nos lleva a entender que si una abuelita se hizo cargo de los nietos es familia; Que si las mujeres de la comunidad, sacaron al chamaquerío adelante porque los papás se fueron al gabacho son familia? Si. Que si dos papás, dos mamás, 2 papás y 3 mamás, un papá, una abuela y una tía, también. Todos los que tengan en su interés procurar la autonomía y el bienestar de los chiquitos son familia. Y ¿Qué pasa cuando crecen? Pues esos lazos de familiaridad crecen con los adultos y se deberían de enfocar a honrar la individualidad de los adultos, procurando su bienestar. Pero esta es solo mi opinión, creo que mientras más amplio tengamos el concepto de familia, más flexibilidad para entender la estructura social actual y menos represión, culpa y remordimiento habrá; lo cuál nos ayuda a focalizar en lo realmente importante, el fondo sobre la forma.

Mi propuesta tiene como objetivo ayudar a todas aquellas personas que creen/sienten/experimentaron que sus papás los lastimaron, abandonaron, desnutrieron, no atendieron sus necesidades emocionales, jamás les han dicho que los aman o en su otro extremo de negligencia, me quisieron mucho me echaron a perder, nunca me dejaron hacer las cosas por mi mismo, no tuve carencias nunca me prepararon para la vida cruda… sin importar cual sea tu queja, lo importante es trabajar en la Aceptación Incondicional, entender que las Relaciones e Interacciones familiares requieren de atención, que si Hay un hijo favorito, tu debes de ser un adulto autorregulado y no solo querer cambiar a todos para que se adecuen a lo que a ti te falta.

Nadie te debe nada, ningún hijo viene con un manual de cómo tratar las loqueras de Dianita, cómo desarmar el berrinche de Pedrito, cómo apoyar a Juancho cuando decida que quiere ser Juancha, o cómo ayudar a que mis peques no tengan miedo en una emergencia sanitaria cuando yo si tengo miedo; nope nadie sabe y lo vimos en Como Adultear, aquí todos hacemos lo mejor que podemos con la información, los recursos y las competencias que tenemos, sip hasta los padres/madres negligentes… normalmente tuvieron infancias igual o peor de tormentosas.

No se si creas en el karma, el destino, Dios, los Caballeros del Zodiaco, etc… pero la familia que tu tienes es la que te tocó, lo que sucedió cuando eras niñ@ no pudiste controlarlo; pero hoy como adulto puedes ejercitar la compasión y la empatía para saber de dónde venían tus padres, tías, abuelos, y con toda la sabiduría de adulto acercarte a abrazar y curar a ese peque que no tuvo la mejor de las infancias. Si nos vivimos quejándonos de lo que nos falta, en lugar de proveerlo por nosotros mismos, seguiremos estancados en ese espacio y tiempo. Recuerda que la gente no siempre te quiere como tu quieres que te quieran y he de agregar, no siempre la forma en que nos quieren nos sirve. Entonces no tenemos control sobre el querer, pero si podemos controlar como nos impacta este querer.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en http://www.well-being.com.mx

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s