El Nido lleno: Los hijos que no dejarán la casa familiar

Mtra. Silvia Aguilar

Para muchos ha sido común escuchar hablar del nido vacío, esa famosa etapa en la vida de familiar en la que los hijos abandonan el hogar familiar para iniciar su propia vida porque ya han logrado ser autosuficientes, autosustentables e independientes económicamente de sus padres. En ocasiones, esta etapa del nido vacío se volvía susceptible de separaciones o divorcios entre los padres principalmente en parejas cuya única función y sentido de unión eran los hijos.

Sin embargo; para muchos padres, el añorado momento de independencia no ha llegado y probablemente no llegará, de manera que los hijos treintones, cuarentones continúan viviendo con sus padres por lo tanto el hogar familiar continúa siendo el nido lleno. ¿Qué provoca el nido lleno? Son varias causas que me gustaría poner sobre la mesa:

1. La situación económica global que estamos viviendo: De todos es conocido que las posibilidades de emplearse de los jóvenes hoy día son cada vez menos probables, si a esto le agregamos una variable más que son los créditos universitarios que terminando las carreras deben de cubrir, no hay sueldo actual que permita pagar una deuda de una beca- financiamiento y poderse mantener al mismo tiempo.

2. Los eternos estudiantes: Ante la falta de empleo, muchos jóvenes deciden continuar sus estudios y la mayoría de las universidades favorecen la prolongación de los estudios para tener cautivos a sus “clientes” ofreciendo estudios de posgrado, muchos jóvenes cuentan con los grados académicos más altos a diferencia de sus posibilidades de emplearse.

3. Educación sobreprotectora: Muchos de los padres de estas generaciones se incorporaron al mercado laboral desde muy jóvenes y criaron a sus hijos como buenos proveedores para que “nunca les falte nada”, sin darse cuenta de que los resultados de alguien que lo tiene todo es la falta de interés por tomar las riendas de su propia vida, cómo para qué. Si no supimos establecer normas, políticas y lineamientos claros para la convivencia sana en la familia, ahora que son adultos, tendremos hijos tiranos, exigentes y abusivos. Criaste cuervos, te sacarán los ojos.

4. Miedo al compromiso: Por lo tanto, no puedo establecer compromisos porque no me interesa o porque no tengo necesidad de asumirlo. De ahí que exista un rechazo al matrimonio o a tener hijos.

5. Separaciones o divorcios: La falta de compromiso y de responsabilizarme de mi mismo y de los demás, generalmente lleva a fracasos matrimoniales y después de la separación regresan al hogar paterno.

Entonces ¿Es malo vivir a los 30 años con mis padres? Desde luego cada historia es diferente y no podemos dar una respuesta generalizada para todos los casos. La cultura norteamericana es muy curiosa en este sentido porque a muchos padres les urge “deshacerse” de los hijos desde la universidad sin que esto garantice la autosuficiencia o la independencia de los hijos porque los padres siguen corriendo con todos los gastos de manutención. Entonces, no vivo contigo, pero me sigues manteniendo. Sin embargo, muchos hijos viven con sus padres trabajando y cooperando con la economía familiar, pagan servicios o ayudan con los más pequeños; tal vez porque sus condiciones laborales ahora son en casa o porque se ha elegido que en lugar de pagar una renta, ese dinero lo aporten a sus familias para ayudar a sus padres.

Por lo tanto, el punto no es si es malo o bueno tener 30 años y seguir viviendo con mis padres, el punto es qué tan autosuficiente, responsable, consciente y maduro soy no importa donde ni con quién viva. Si vives solo y te mantienes, pero nunca te ocupas de tu familia, eso no es tampoco lo ideal, si vives con tus padres y crees ser merecedor de que te mantengan hasta que ellos mueran, tampoco es correcto. Lo ideal es vivir en bienestar y en colaboración porque las familias salen a delante así colaborando unos con otros y apoyándose. Vivimos tiempos difíciles en los que la soledad y el aislamiento debilitan y la unión fortalece, no importando el lugar físico, sino más bien el lugar emocional que ocupan los demás y la forma en la que los honramos por todo lo que nos han apoyado.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page: https://www.facebook.com/WellbeingCounselingmx/ o escríbenos a silvia.aguilar@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en www.well-being.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s