La ambigüedad de la Honestidad y la Verdad

Mtra. Andrea Quijas Aguilar

Si pudiéramos hacer una encuesta sobre la importancia de decir la verdad; muchas personas pensarían que puede ser agradable identificar a las personas que no mienten. Si hiciéramos otra encuesta sobre la importancia de la honestidad; ahora que nuestro clima político parece clamarla con intensidad, es probable que también apreciáramos a las personas honestas. Por alguna razón los seres humanos jugamos mucho con verdades, mentiras, honestos y deshonestos; hacemos películas, canciones, modelamos valores, terminamos relaciones y vamos a terapia por estos elementos que parecen ser lo mismo, pero en realidad no lo son.

La ambigüedad de ambos términos inicia desde la diferencia entre una verdad a medias, una verdad fuera de tiempo, una verdad ruda y la honestidad esta muy ligada a la percepción que nosotros tenemos de cualquier tema, es el sesgo del autor o como bien lo dijo Niurka “es mi velda”

Vamos a practicar las diferencias en este pequeño caso de estudio; hay un alto número de personas que no se sienten cómodas con su cuerpo. Esto es un hecho. Si a alguien no le gusta su ____ (inserte aquí cualquier rasgo nariz, papada, bracitos, orejotas…) y dice: soy horrend@ y estoy deforme, es probable que lo sienta con todo su ser, que esa sea la percepción de su imagen corporal = esta persona es honest@, congruente con lo que siente, cree y comunica.

Si un cirujano plástico; que tiene experiencia en cánones actuales de belleza y salud corporal analiza a nuestro caso de estudio y le dice; aunque estés incómod@ con tu cuerpo, es funcional y estéticamente agradable debido a que este rasgo solamente es un elemento que infunde carácter y te hace ver original. Este juicio parece ser honesto (habría que conocer la motivación del cirujano) y nos ayuda a entender que nuestro caso de estudio, aunque era honesto estaba en lo incorrecto, pero su desagrado personal es una verdad para el/ella.

Ya que es tan ambiguo este tema en relación a los demás… tratemos de abordarlo desde algo que podamos trabajar “más fácilmente” ¿Sabes la diferencia entre ser honesto contigo mismo y la verdad de la realidad? Muchas veces confundimos la honestidad con el deseo de que las cosas sucedan o no, con que algo nos guste o no nos guste. Le tuve que contestar golpeado al vendedor del Oxxo porque no pasaba mi tarjeta y me hizo sentir mal; tenemos mucho con que trabajar. No tuviste, decidiste por tus situaciones; puede ser aversión al ridículo público, clasismo, cansancio, falta de capital emocional, etc… Si no pasaba tu tarjeta es altamente probable que supieras que estabas bajito de fondos, si no lo sabes puede ser negación, evitación, ansiedad financiera o genuinamente una sorpresa y ninguno de estos eventos tiene que ver con el vendedor del Oxxo (ósea aquí aplica la autoregulación). El vendedor no te hizo sentir mal, tu decidiste ofenderte por el tono, la actitud, el fraseo del vendedor y porque lo decides? Por alguno de los elementos antes mencionados. Recuerda la gente no merece tu respeto, tú los respetas porque te respetas a ti mism@.

Y si es tan “sencillo” ¿Por qué no aceptamos cuales son las motivaciones que acompañan nuestro comportamiento? Porque no siempre tengo el hábito de hacer un análisis de mi persona y voy rebotando por la vida, porque es difícil aceptar que no soy socialmente apropiad@ o que tengo pensamientos y sentimientos transgresores, en algunas otras ocasiones nuestras estimas personales están muy descuidadas y esto las hace delicadas y sensibles, para “protegernos” a nosotros nos contamos pequeñas mentiras (él se lo merece, estaba borrach@, no me acuerdo) que cuando se vuelven un habito las identificamos como verdaderas y más nos despegamos de la realidad.

Al final de cuentas hay que reconocer los hechos. Hecho 1: Solo tú puedes saber en realidad cómo te sientes, porqué te sientes así y cuáles son tus motivaciones. Hecho 2: No hay absolutos, solo hay consecuencias. Hecho 3: Lo único que puedes controlar es tu reacción a cierto evento.

Si tienes algún comentario o quieres estar en contacto con nosotros te invitamos a darle like a nuestra Fan Page o escríbenos a andrea.quijas@well-being.com.mx Si quieres un acompañamiento personalizado para algún proyecto que tengas en mente puedes visitarnos en www.well-being.com.mx también te invitamos a invitamos a nuestro canal de YouTube y a nuestro Podcast en Spotify

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s